Aromaterapia

Aromaterapia con masajes

La aromaterapia se asocia directamente con el olfato. Este sentido nos hace involucrarnos de lleno con esta técnica. El olfato tiene canales que nos permite conectar con ciertas partes del cuerpo y aprovecharlas al máximo para cuidarlo y preservar el bienestar del organismo. (Fuente:Yoram Yasur)

Ahora bien, se pueden mencionar diferentes tipos de aromaterapias. Pero una que nos brinda muchos beneficios es la que se asocia con los masajes. Esta hace uso de diferentes aceites esenciales y naturales que van a activar todos nuestros sentidos y sincronizarlos como uno solo.
También van a hacer posible que se bajen los niveles de estrés provocados por la rutina pesada.

Relajará profundamente nuestros tejidos y organismo, y nos va a dar una sensación sedante.

¿Qué otros beneficios podría obtener con la aromaterapia?

– Mejorar imperfecciones de la piel, resequedad y hasta alergias, siempre y cuando se utilicen aceites esenciales que vayan de acuerdo con las necesidades del paciente.
– Desechar las células muertas mediante una exfoliación que normalmente se practica después de la aromaterapia.
– Propiciarle a la piel más limpieza. Ya que al comienzo de la sesión normalmente se abren los poros con una toalla caliente. Y húmeda que previamente fue sumergida en aceites esenciales.

Es necesario tener en cuenta que un especialista en patologías evaluará nuestro estado emocional y físico. Luego nos hará escoger los olores de aceite que nos agraden, ya que de lo contrario no tendrá efectos positivos en la sesión.

Una vez escogidos los cinco aceites que se necesitan se procede a mezclarlos. Si esta mezcla resulta bien la primera vez, se volverán a utilizar los mismos en otras citas.
Actualmente hay ciertas “recetas” o combinaciones que tratan problemas específicos. Por ejemplo:
Para la Bronquitis: eucalipto, tomillo, lavanda, pino y romero.
Contra el Acné: caléndula, camomila, violeta y salvia.
Para la ansiedad: lavanda, bergamota, vainilla, valeriana, rosa, albahaca, jazmín y cedro.
La duración de esta terapia puede ir de los 30 minutos hasta los 70 minutos. En donde se trabajan zonas como el cuello, los pies, la zona lumbar y las piernas.

 

¿Tiene contraindicaciones?

Estos aceites hay que manipularlos adecuadamente ya que debido a su composición y concentración pueden provocar efectos indeseados para el paciente.

Muchos especialistas no recomiendan suministrar estos aceites tan concentrados en una sesión de aromaterapia ya que podrían afectar la piel.

Sin embargo si son diluidos en otro aceite que aporte beneficios no habrá ningún problema. Ya que por supuesto nos brindará descanso y buen ánimo.
Lo que se ha recomendado para evitar alergias en este tipo de masajes. Es verter un poco de estos elementos sobre alguna zona visible al cuerpo.

Como un brazo o un pedacito de la nuca (antes de la sesión). Para probar si en un determinado tiempo brota algún enrojecimiento.

 

Aromaterapia