linfoterapia

Linfoterapia para prevenir y curar

Hace ya más de medio siglo que el doctor Emil Vodder creó un modelo. En el que se incluyen movimientos que ayudaban a aliviar problemas crónicos sufridos por personas en su país. Esto fue dando paso a eliminar enfermedades como la sinusitis o catarro (resfríos). Lo que le dio el nombre a este tratamiento de Linfoterapia. (Fuente:Yoram Yasur)

Esta técnica está basada en el drenaje del sistema linfático por medio de los masajes. Que ayuda a curar y prevenir los diferentes virus que puedan ingresar al organismo. El fluido estimulado es conocido como Linfa, y este se encuentra en los tejidos alrededor del cuerpo. El papel que juega la Linfa es de nutrir las células y desechar toxinas. También bacterias y cuerpos extraños atrapados o acumulados en los tejidos.

La Linfoterapia es un perfecto medio para eliminar las sustancias inicuas en el organismo. Además de que brinda apoyo y un mejor funcionamiento en el sistema inmune. También esta terapia alivia y reduce síntomas como el dolor de espalda y cabeza, sinusitis, acné, artritis y problemas cutáneos.

Otras complicaciones como las heridas o inflamaciones en la piel se alivian con la Linfoterapia. Permitiendo mejorar el aspecto de las cicatrices, tonalidad de la piel y aspecto general de la capa superficial del cuerpo.

El masaje se da suavemente sobre la piel. Y concretamente lo que logra hacer es activar los vasos presentes en la linfa para que deseche las toxinas del cuerpo. Esto permite una mejora en el traslado de los vasos y el bienestar en órganos subyacentes.

Finalmente, cabe destacar que al aplicar este masaje se le está dando al cuerpo una forma natural de disminuir las complicaciones que sufre. Y también permite prevenir otros venideros.

Cuáles son los beneficios del drenaje linfático

Este tipo de masaje ha venido siendo uno de los más importantes en la industria de los masajes. Son revolucionarios por sus grandes beneficios hacia el cuerpo humano.

Ya que permite la estimulación de las linfas que se encuentras debajo de nuestra piel, que son las encargadas de proteger nuestro cuerpo en diferentes aspectos.

Se ubica además entre la gama de masajes terapéuticos. Aunque también se logra encasillar como uno de los brindas beneficios a nivel estético. Ayudándonos a lucir mejor externa e internamente.

A continuación les vamos a presentar los múltiples provechos que lo estructuran como una de las mejores técnicas.

  1. Comenzamos aclarando que este masaje solo puede ser suministrado por un especialista en el tratamiento táctil. Ahora, la base de esta terapia se hace presente en la estimulación de las linfas, que son las que equilibran la cantidad de agua en el organismo y eliminan el exceso, permitiendo una mejor circulación en todo el sistema linfático, todo esto gracias a los movimientos suaves que se emplean con la terapia del masaje.
  2. Al drenar este sistema se previenen enfermedades y padecimientos que se relacionan con la acumulación de sustancias en el organismo. Como la celulitis, piernas adoloridas y mala circulación de fluidos. Logrando que este tratamiento sea ideal a la hora de combinarlo con una dieta balanceada y ejercicio diario.
  3. El masaje linfático colabora en la eliminación de las toxinas que se van acumulando en nuestro sistema, lo que ayuda a desechar los líquidos innecesarios y promoviendo una limpieza general del organismo.
  4. Entre sus efectos más destacados encontramos el incremento en la función del sistema inmunológico, ya que lo fortalece considerablemente, ayudando a desinflamar todo tipo de traumatismos en la piel.
  5. Otorga un favorecimiento en el tratamiento de pacientes con vértigo, artrosis, sinusitis y migraña. Al mismo tiempo que les da una mejora calidad de vida, por su condición en la que eleva la circulación de la sangre.
  6. El drenaje linfático colabora en el alivio de molestias musculares y también tonifica y da forma a este tejido. Además si haces ejercicio frecuentemente y te alimentas de manera saludable junto con estos masajes de seguro lograrás unos músculos en muy buena forma.

drenaje linfatico