Masaje geriátrico

Masaje Geriátrico

El masaje geriátrico es aplicado en adultos mayores y tiene un efecto bastante positivo en el bienestar general o ya sea específico. de alguna afección correspondiente a la edad. Esta técnica especializada en personas mayores de sesenta años tiene como propósito disminuir el tejido flácido. Ayudar al movimiento de extremidades y disminuir el dolor. Todo este proceso es realizado en combinación del médico y familiares encargados del paciente.

Tiene muchos beneficios como liberar el estrés, aliviar migrañas fuertes, mejorar la autoestima. incrementar la relajación física y mental.

Reducir las inflamaciones en la zona baja del cuerpo. combatir los estados anímicos depresivos y mejorar la prolongación del sueño.

Eso sí, se debe tener cuidado y evitar su aplicación si se presenta algún cuadro de úlceras a nivel de piel:

  1. torceduras
  2. fracturas
  3. operaciones recientes
  4. inflamación de venas
  5. u otro tejido.

Moretones, problemas cardiacos o incluso si el paciente tiene algún antecedente en el que su sistema haya formado coágulos de sangre. ya que a edades avanzadas la piel es frágil y esta terapia puede haber sangrado bajo la piel.

Hay que destacar el uso y aplicación de cremas u aceites especiales para hacer masajes, porque mejora los síntomas que tengan los adultos mayores.

Estos van a proveer una humectación y aroma refrescante al paciente. Además de que cuidará la piel y aliviará sus mentes cargadas de estrés o cansancio.

El aceite de Romero, Limón, Manzanilla, Nerolí. U otros han demostrado ser grandes aliados cuando se trata de mejorar la calidad de vida a los adultos mayores.

Que por su edad inevitablemente arrastran una serie de molestias que pueden ser difíciles de combatir.

Al utilizar estos aceites ya mencionados, se contribuye enormemente a la atención de molestias.

Y solo basta una cantidad moderada de estas plantas (gotas en muchos casos). Para incrementar el buen estado emocional o aliviar los problemas físicos por la edad.

Al ir envejeciendo las personas pasan por muchas etapas en las que el estado físico y mental se ven afectados. Todas los tejidos y órganos cambian su funcionamiento y hay que empezar a tener cuidado con estos cambios. La terapia del masaje brinda al paciente una excelente opción para prevenir dolencias futuras y mejorar la calidad de vida.

 

Sus principales problemas:

Se podría decir que la mayoría de esta población se encuentra vulnerable a padecimientos como depresión, tristeza, complicaciones en la salud y soledad. Siendo esto un punto clave a tratar con el masaje geriátrico. Que precisamente ayuda a combatir y a disminuir los efectos de estos problemas al satisfacer las necesidades de esta población.

Muchas veces encontramos que las personas que deberían estar al cuidado de sus parientes deciden incorporarlos en asilos de ancianos. Dejándolos en ocasiones descuidados y solos.

De igual manera, cuando reciben atención en el hogar, constantemente no se les presta la atención debida porque las actividades del hogar desvían ese propósito.

La terapia del masaje aporta grandes beneficios al adulto mayor que esté en estas condiciones.

O que simplemente desee quitarse un poco del peso que han cargado a lo largo de su vida.

Se considera una recomendación para los centros de vida que necesitan incluir este tratamiento entre su plan de atención para adultos mayores.

Quiénes al recibirla van a sentir un incremento en la energía y vitalidad en esta nueva etapa.

 

El flujo sanguíneo y el masaje como fuente de estimulación

Al pasar los años, el cuerpo comienza a contraer ciertos problemas de movilidad o trastornos psicológicos como ansiedad y depresión, que se asocian al  aumento de edad en las personas.

El masaje nos va a ayudar a beneficiar el sistema circulatorio en general. Que se ve afectado fuertemente por la falta de energía y movimiento en las extremidades superiores e inferiores. Si es aplicado puede incluso recuperar y mejorar funciones físicas básicas como caminar.

Al brindarse el masaje, el flujo sanguíneo aumenta, proporcionando una ayuda en personas con cuadros de diabetes. Lo que a su vez permite también una eliminación de toxinas nocivas para el cuerpo a través del sistema  linfático.

Además de estos beneficios, el masaje geriátrico aumenta la calidad y duración del sueño. Promoviendo una calidad de vida superior a la que antes tenían.

Todos los movimientos de esta técnica aplicados sobre los músculos del paciente. Son reconfortantes y dan una sensación de relajación suave en las zonas tratadas. Se genera también un estímulo a la flexibilidad de las articulaciones cuando se estira suavemente el área de los pies, hombros y piernas

 

Masaje geriátrico