Técnicas terapéuticas

Técnicas terapéuticas y estéticas en los masajes

La demanda por el mundo actual en diversas técnicas terapéuticas para una buena condición física y mental ha ocasionado una indagación insaciable por parte de un especialista en salud. También en terapeutas en diferentes prácticas de masajes para combinarlas y agregarlas a las técnicas habituales. (Fuente: Yoram Yasur)

No obstante, no se ha pretendido crear nuevos procedimientos de masaje. Más bien se trata de buscar y profundizar en la herencia de nuestros antecesores de las diferentes regiones del mundo. Que fueron premiados con una gran sabiduría por las diferentes sociedades que existieron hasta llegar a nuestra era.

Existe historia en la fisioterapia, en diferentes civilizaciones antiguas ya se usaban técnicas naturales y corporales. En adición métodos, masajes y actividad física para eliminar patologías. También en el antiguo Egipto.

Aunque no se comprendía el masaje como lo vemos ahora, se efectuaban terapias en donde se utilizaban las manos para presionar sobre las personas las diversas heridas de guerra, y de esta manera aliviarlas, deduciendo así, que esta antigua potencia fue una de las mayores influencias para la cultura romana, persa y griega en cuanto a las terapias terapéuticas.

Para esas culturas el masaje estético y terapéutico era de los tratamientos más complejos, eficaces y usados, en donde se utilizaban cremas y tonificantes con aceite para mejorar el aspecto de la piel. Además se han observado varios documentos antiguos que muestran la utilización de esta terapia a los miembros anquilosados registrados en papiros y  en las escenas de los sepulcros.

Los sacerdotes egipcios eran los principales precursores de los sistemas de sanación. Ya que ellos se creían una unidad con el espíritu, cuerpo y alma. Además efectuaban ritos y ceremonias en templos donde hacían las curaciones.

La técnica del masaje egipcio intenta segmentar el cuerpo en 3 regiones simulando una pirámide. En el primer segmento se encuentran las piernas, cadera y pies, posteriormente el segundo triangulo lo forma la espalda, hombros y cintura, y la última triangulación la origina la cabeza y el cuello.

Esta técnica pretende mejorar el espíritu a través del masaje neuromuscular…

Ahí es donde se encuentra el contraste con otras terapias de masaje. Porque incita impulsos ocasionados al empleo suministrado sobre el sistema nervioso. Convirtiendo este tipo de tratamiento en una herramienta muy útil para los diversos trastornos que ocurrían en este importante sistema.

Este tratamiento fue distribuido por distintas civilizaciones entre ellos los sanadores profanos Sinu. Los Beduinos del desierto y las sacerdotisas Hemet Netjer. El método busca como meta, igualar los dos hemisferios centrales y su efecto es de gran utilidad.

En épocas pasadas era considerado todo un rito. Porque mientras se efectuaban, se pronunciaba en voz baja mensajes santificados de la antigüedad. Los cuales mezclados con la terapia producían una renovación de las células. Además se le agregaba música egipcia y ungüentos purificados que se clasificaban según la región a tratar y las necesidades. Cada masaje se extendía en periodos de 30 y 40 minutos por sesión. Llegando inclusive a 2 horas en el caso del completo integral.

 

Técnicas terapéuticas